Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Mar 28 Jun 2011, 17:57.
Draco Malfoy Ginevra Weasley Hermione Granger
Últimos temas
» Greenwtich Rol (Una historia diferente, basado en Harry Potter)
Jue 28 Jul 2011, 12:18 por Invitado

» A dream within a dream {Moon´s Relationship}
Dom 24 Jul 2011, 19:56 por April Black

» Ese tipo de dias... [Libre]
Dom 24 Jul 2011, 11:52 por Marie Sullivan

» Aresto Momentum, Afiliación Normal. {Muchos PJs Cannon Disponibles! Historia totalmente diferente a todas}
Jue 21 Jul 2011, 04:15 por Invitado

» I'm there!!
Mar 19 Jul 2011, 13:41 por Artemis Black

» Maybe you want to be there [Marie Sullivan]
Jue 14 Jul 2011, 12:44 por Artemis Black

» Aburrimiento solitario?
Jue 14 Jul 2011, 11:30 por Matthew Gael Morrison

» Larga Espera {Marie}
Jue 14 Jul 2011, 06:18 por Marie Sullivan

» My PS Gallery ^-^
Miér 13 Jul 2011, 11:39 por Marie Sullivan


{Aqui los Afiliados Hermanos: Foros Creados por algun Miembro del Staff}



{Aqui La Elite; Recomendados}





Trama {;Obligatoria;}

Ir abajo

Trama {;Obligatoria;}

Mensaje por Administracion el Lun 22 Nov 2010, 16:17




{*;;Me Abro al Cierre;;*}

2 de mayo de 2012. Castillo de Hogwarts, Escocia, Gran Bretaña.

-¿Todavía no lo entiendes, verdad, Riddle? ¡La posesión de la varita no es suficiente! Sujetarla, utilizarla, no la hace realmente tuya. ¿No oíste a Ollivander? La varita elige al mago... La Varita de Saúco reconoció a un nuevo amo antes de que Dumbledore muriera, alguien que nunca puso su mano en ella. El nuevo amo le quitó la varita a Dumbledore contra su voluntad, sin comprender nunca lo que había hecho exactamente, o que la varita más peligrosa del mundo le había otorgado su lealtad... -
El pecho de Voldemort se alzaba y caía rápidamente, y Harry podía sentir la maldición llegando, la sintió formarse dentro de la varita apuntada hacia su cara.
-El auténtico amo de la Varita de Saúco, era Draco Malfoy. -
Una sorpresa estupefacta se mostró por un momento en la cara de Voldemort, pero entonces desapareció.
-¿Y qué importa eso? -dijo suavemente-. Incluso si tienes razón, Potter, eso no supone ninguna diferencia entre tú y yo. Ya no hay varitas de fénix. Será un duelo solo de habilidad... y después de que te haya matado, puedo ocuparme de Draco Malfoy... -
-Pero llegas demasiado tarde, -dijo Harry-. Perdíste tu oportunidad. Yo llegué primero. Vencí a Draco hace semanas. Le quité su varita. -
Harry ondeó la varita de espino, y sintió los ojos de todo el mundo en el Salón posados en ella.
-Así que todo se reduce a eso, ¿verdad? -susurró Harry-. ¿Sabe la varita que está en tu mano, que su último amo fue desarmado? Porque si lo sabe... yo soy el auténtico amo de la Varita de Saúco. -
Un rayo rojo estalló repentinamente cruzando el cielo encantado sobre ellos cuando el borde del sol deslumbrante apareció sobre el alféizar de la ventana más cercana. La luz golpeó ambas caras al mismo tiempo, haciendo que la de Voldemort pareciera repentinamente un borrón llameante. Harry oyó a la voz más aguda gritar y también el gritó esperando lo mejor, apuntando la varita de Draco.
-¡Avada Kedavra! -
-¡Expelliarmus! -
La explosión fue como el disparo de un cañón, y las llamas doradas que estallaron entre ellos, marcando el centro del círculo que habían estado trazando, en el punto donde los hechizos colisionaron. Harry vio el rayo verde de Vodemort encontrarse con su propio hechizo, vio la Varita de Sauco volar alto, oscura contra el amanecer, girando por el techo encantado como la cabeza de Nagini, dando vueltas a través del aire hacia el amo al que no podía matar, que había tomado posesión absoluta de ella al fin. Y Harry, con la habilidad infalible de un Buscador, cogió la varita con la mano libre mientras Voldemort retrocedía, con los brazos abiertos y los ojos escarlata de pupilas verticales mirando hacia arriba. Tom Riddle golpeó el suelo con mundana banalidad, su cuerpo débil y encogido, las manos blancas vacías, la cara de serpiente vacía e ignorante.
Voldemort estaba muerto, muerto por su propia maldición rebotada, y Harry estaba en pie con dos varitas en las manos, mirando al cadáver de su enemigo.
Un estremecedor segundo de silencio, la sorpresa del momento quedó suspendida, y después el tumulto estalló alrededor de Harry mientras gritos, vítores y rugidos de los observadores llenaban el aire.
La ferocidad del nuevo sol atravesaba las ventanas cuando corrieron hacia él y los primeros en alcanzarle fueron Ron y Hermione, y fueron sus brazos los que le rodearon, sus gritos incomprensibles los que le ensordecieron. Los de Ginny, Neville, y Luna estaban allí, y todos los Weasleys y Hagrid, y Kingsley y McGonagall y Flitwick y Sprout, y Harry no podía oir ni una palabra de que lo todos estaban gritando, ni decir que manos estrechaban las suyas, tirando de él, intentando abrazar alguna parte de él, cientos de ellos presionando, todos decididos a tocar al Chico Que Vivió, la razón de que todo hubiera acabado al fin.


{*;;Año 2013;;*}


Harry y sus amigos vuelven a Hogwarts para cursar su último año de educación. Todos están felices por un lado, y tristes por otro. Saben que quienes murieron en la última batalla no lo hicieron en vano, pero aún así, el dolor de la pérdida se haya instalado en los corazones de todos.

Por otro lado, también Draco Malfoy regresa al colegio. No es precisamente bien recibido, sino que a cada paso que da, se cruza con miradas de desprecio, y comentarios prejuiciosos a sus espaldas. Pero, para sorpresa de todo el alumnado, Draco y Harry hacen las paces. Ambos arreglan sus diferencias, y prometen dejar todo atrás. Sin embargo, Harry le advierte que le costará hacer que los demás alumnos lo acepten como uno más.

Pasan algunos meses, y sorpresivamente, tanto Harry como Draco, han desaparecido. Todo el castillo se aboca a la búsqueda de los dos jóvenes.
Hermione, Ron y Ginny, junto a Hagrid y la profesora McGonagall, se dirigen al Bosque Prohibido. A medida que se acercaban, vieron cada vez más cerca, un haz de luz verde que surgía con fuerza de las inmediaciones del bosque.
Se lanzan inmediatamente en busca de la fuente de la luz, y una vez que lo logran, hallan a Harry tirado en el piso.
Hermione y Ginny se abalanzaron sobre él, y detrás de ellas, Ron, Hagrid y McGonagall. Habiendo comprobado que estaba vivo, al observarlo en busca de heridas, se dieron cuenta de que la cicatriz de Harry ha desaparecido.
- "¿Qué es esto?", "¿Qué ha sucedido?" - se cuestionaron.
Llevaron a toda prisa a Harry a la enfermería, y cuando cuenta con las fuerzas necesarias, habló sobre lo sucedido.

"Fui con Draco al bosque. Me había convencido de que había hallado la Piedra de la Resurrección, la misma que yo había perdido durante la batalla final. Me sorprendí de que conociera la existencia de las Reliquias de la Muerte, y no creí que fuese bueno que él supiese donde se hallaba. Por lo tanto, fui con él, con la idea de quitársela tan pronto como tuviera la oportunidad, y que nadie más supiese donde estaba. Sin embargo, a medida que nos adentrábamos al bosque, mi cicatriz ardía más y más. Cuando Draco finalmente me enseñó la Piedra, de ella salieron cuatro luces. Una roja, una azul, una verde y finalmente, una amarilla. Desaparecieron en el aire, y luego... nada. Me desmayé, y no recuerdo más nada.”

Una vez que Harry concluyó su relato, la confusión reinaba. Nadie entendía qué era lo que había sucedido, pero conociendo a Draco, la preocupación era creciente, especialmente por la cicatriz que había desaparecido, y las cuatro luces que Harry había visto.

Unas semanas después, El Profeta publicó que se había visto a un poderoso mago asesinando muggles.
Es este mago, el mismo que se presenta frente a Minerva McGonagall.
Tenía frente a sus ojos a El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado; el mismísimo Lord Voldemort, dentro de Hogwarts. Éste le relata la razón de los eventos sucedidos con anterioridad.

“Mi alma aún estaba alojada dentro del alma de Harry. Cuando intenté matarlo, mi poder fue encerrado allí. Al sacrificarse Harry, su alma se deshizo de la mía. Sin embargo, Dumbledore se equivocó. Quedaba aún un Horrocrux. He logrado así revivir, y estoy en mi apogeo. El fin de Howgarts como lo conocen se acerca, y puedo percibir, que temes por ello, anciana. Harry ya no posee parte alguna de mi alma. Yo estoy completo, y me vengaré.”

Dichas estas palabras, desapareció. McGonagall estaba aún impresionada por lo que acababa de suceder. Lord Voldemort dió su ultimátum. Todos están alterados; especialmente Harry, sabe que está nuevamente en peligro, y sus amigos y Ginny temen por él.

Ese mismo día, cuatro chicos llegan a la escuela. Joseph Brooks, un chico peculiar, quién no es de hablar mucho, es más bien callado. De ojos verdes y rubio, medianamente alto, cuenta que llego a Hogwarts por un impulso el cual es inexplicable, tiene 17 años.
Drake Thomas, un chico alto, cabello negro y ojos oscuros, llego a Hogwarts de la misma manera que Joseph y al igual que él, tiene 17 años.
Charlotte Hallow, de ojos azules y cabello rubio, es una chica muy alegre, de mediana estatura, al parecer no tiene una explicación para su llegada a Hogwarts, tiene al igual que todos 17 años.
Alexandra Russell, llegó junto con Charlotte. Ambas son amigas desde la infancia, estaban juntas cuando algo las llamo, y de alguna forma llegaron aquí.
Lo único que todos cuentan es que antes de sentir ese deseo de caminar sin rumbo y encontrar el anden 9 ¾ una especia de fantasma los visitó. A Joseph, un fantasma verde, en forma de serpiente. A Drake uno rojo, con forma de león; a Charlotte, uno azul, en forma de águila y por último, a Alexandra se le presento un tejón amarillo.

Minerva no lo pensó dos veces. Lo relacionó con lo que Harry había visto en el bosque, las 4 luces que salieron de la piedra. Si Voldemort había revivido, es posible que estas 4 personas puedan ser sus futuros salvadores…
¿acaso esto seria posible?

Administracion
Admin

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 22/11/2010

Ver perfil de usuario http://hprol.snob.tv

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.